Detalles para una boda

Hoy hago una subida de imágenes de uno de los momentos del año pasado.
Sí, han pasado varios meses, pero nunca es tarde para publicar este momento.

Ésta es mi familia, estos somos nosotros con nuestros cinco hijos. 

Aquí estamos, en la boda de mi hermana.
Los niños vestidos por mí, con pantalones de lino en color arena y de goma (para desentenderme un poco de ellos, jeje), camisas blancas y fajines rosas.
El más peque con cubrepañal y capota de lino en color arena y camisa blanca.
La niña con vestido en tonos como sus hermanos (no lo hice yo, se lo "adapté") y tocado de los mismos tonos que el vestido (éste sí que es mío).
Todos los niños calzados con alpargatas españolas (comodidad y sencillez, el sitio rústico lo pedía)
Mi falda, fajín con lazada hasta el suelo y tocado también es mío.

Os enseño el tocado con un recogido de una gran amiga, que os recomiendo.
(si tenéis una boda, preguntadme y os digo, porque es un encanto)


Mi hermana se casó en junio, y como hermana y amiga, me pidió que le ayudara con varias cosas.
Hicimos todo lo que pudimos, pues Mateo sólo tenía un mes y entre toma y toma y juegos de los mayores, hicimos todo con mucho cariño.
Si algo predominó en esta boda era el color rosa, es una apasionada de dicho color.
Así que manos a la obra, nos pusimos con una mesa dulce para después del convite.

El lugar es muy rústico y quisimos adornarlo con su color.
Queríamos que fuera su mesa, con sus chuches, sus flores, sus centros y su rosa.
Todos los centros iban etiquetados con lo mejor de cada uno.
A él le preguntamos virtudes de ella y a ella de él.
Y así llamamos a los dulces.
Fue difícil no acertar con un dulce para los invitados.
Cuando fuimos a recoger la mesa, al día siguiente... 
¡¡Sobraron poquísimas chuches!!
(Habíamos puesto más de 20 kg. de dulces)


Otra cosa que hicimos fue personalizar la boda:
Cada boda es diferente, y cada pareja tiene sus detalles y sus gustos.

Yo, como hermana, quise regalarle algo que le hizo mucha ilusión.
Los alfileres que dimos en mi boda, cuando yo me casé...
En su día me contaron un detalle muy bonito y divertido.
La novia regala a cada invitada un alfiler con una perla.
Ese alfiler se lo coloca cada invitada, boca abajo.
Si el alfiler se te pierde en esa noche...
¡¡De una boda sale otra boda!!
Y si no, tienes que asistir a otra boda.
Y como a mí siempre me pareció un detalle muy divertido, quise que mi hermana lo hiciera.
Le regalé una caja con alfileres para las invitadas y con sus etiquetas:
"si a un príncipe quieres conquistar, una perla debes llevar"

Otra cosa que os enseño son los libritos para la Iglesia.
Con sus lecturas, Evangelio, peticiones y demás.
Y su cordón rosa.
Muy sencillo y muy práctico (para no perder hilo en la ceremonia religiosa)

Fue un día precioso, una boda llena de detalles muy cuidados y mimados.
Estas fotos son nuestras, de lo que pudimos aportar a este gran día...
Son grandes momentos, que hacen sentirnos grandes.
¡¡GRACIAS!!

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por el post, y por el detalle de hacernos sentir al leerlo esa ilusión y magia k vivimos el día de nuestra boda. Eres grande!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias a ti!!
    Acabo de ver el comentario... ¡¡Qué despiste!!

    ResponderEliminar

¡¡Los comentarios deben ser moderados, por un buen uso y disfrute del trabajo!!