Comunión de Santi: los detalles

Una Comunión es un acto muy especial, y si es la de tu hijo, más especial aún.
Santi recibía a Jesús por primera vez, y sin olvidarnos de lo más importante, queríamos que fuera su día, son sus detalles, sus anécdotas, sus gustos y sus apetencias.
Os vamos a enseñar algunos detalles del gran día:


Las mesas dulces fueron un éxito, para mayores y pequeños, aquí tenéis más detalles.

Aquí tenéis nuestro outfit, con prendas de diferentes sitios, predominando la mano de nuestra marca en la falda de mamá, el vestido y el tocado de María.

Los pequeños detalles muy mimados.

Las invitaciones fueron hechas por nosotros, Santi quiso mandarlas por correo y a cada invitado le llegó una, era su dibujo, hecho por mamá (así lo quería él) con su texto y sus detalles.

Él eligió los colores, el verde por ser uno de sus colores, el amarillo por ser uno de los colores de sus hermanos y el blanco por ser el color de Jesús.

Hicimos pompones, colgaban por todos lados, dando mucha alegría y consiguiendo su espacio en nuestra casa, porque es lo que él quería: celebrarlo en su casa.

Pusimos centros de flores en las mesas, con cajas blancas pintadas por él y por la abuela, plantitas que él eligió y compró, y adornadas con su dibujo.

Para cada familia quiso hacer un detalle, porque ser agradecido es uno de sus fuertes.

Una vela blanca, decorada con cuerda y la etiqueta de su día.

Para cada niño hizo una bolsita de gominolas.

Y sus recordatorios no podían faltar en este día.
Santi con su cruz, su Cruz de la Unidad, con su angelito de la guarda sosteniendo ramitas de trigo,
los dos solos, los dos juntos.
Y con su frase "Jesús entra en mi corazón".
Recordatorios para él, para sus amigos, hermanos y familia.

Cuando empezamos a organizar su comunión, él estuvo muy presente y comprometido con todo.
De las pocas cosas que pidió fueron: albóndigas para comer, recordatorios para sus amigos, su frase, mandar las invitaciones por correo, que mamá le hiciera los dibujos, sus colores y que ese día estuviéramos papá, mamá y sus hermanos especialmente.

Porque escuchar a los niños nos hace ser muy sencillos.

Un día perfecto, lleno de detalles perfectos, hechos y pedidos por él.
"JESÚS ENTRA EN MI CORAZÓN"

2 comentarios:

  1. Anónimo18.4.17

    Aún me quedan unos añitos para que mi mayor, Pablo, haga su primera comunión, pero espero poder recordar para entonces esta entrada a tu blog: que detalles más llenos de amor! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, qué emoción, muchísimas gracias!! Me alegro que te haya gustado!! Guárdate las ideas, aquí estarán esperándote para cuando las necesites!!
      Bstos

      Eliminar

¡¡Los comentarios deben ser moderados, por un buen uso y disfrute del trabajo!!