Pon tu Belén

Hace tres años empecé a crear, bueno, siempre me gustó desde muy pequeña hacer manualidades, pulseras, collares y demás. Con el tiempo muchos de vosotros me insistiáis que porque no lo hacía para vender, pero no, porque a mí lo que me gustaba era crear y no repetir. Hoy, gracias a mis pequeños, a los amigos y a la familia, lo que hago llega a los demás, a los que os gusta y valoráis esto. Digo valoráis porque mucha gente no cae en el trabajo que esto lleva: una idea, un diseño, una creación, un tiempo de costura, un tiempo de engarzar, y un tiempo de presumir (que eso es para vosotros).
Todo empezó gracias a esto, a los Nacimientos, a los Belenes. Cuando empecé a hacerlos, mi idea no era vender para ganar, era hacerlos para misionar... Muchos os preguntaréis que porque si quiero misionar no me voy a África o algo así, pues no, también se puede misionar aquí, con tu día a día, con los más cercanos. A tu alrededor es donde más misión hace falta.
Pues empecé con un Belén, con dos... así hasta casi 100 Belenes hice la segunda Navidad (2009), porque la primera, sólo hice uno: el mío, jeje. La Navidad del 2010, se repitió, y también hice otros pocos y muchos, unos 50 más o menos, y llegamos a esta. No ha empezado el Adviento pero ya han salido 7 Belenes. 
Os animo a que me ayudéis a enseñar cual es la verdadera Navidad, no la de comprar, comprar y comprar, sino la de Jesús, una Navidad donde nace Dios, donde celebramos su Nacimiento!!
Ponte tu Belén, pon un Belén!!
¡¡Feliz Adviento!! ¡¡Feliz Navidad!!

2 comentarios:

  1. Yo ya tengo uno para mi y otro para regalar!!!!

    ResponderEliminar
  2. Graaaaaaaacias guapetona!!!
    Disfrútalo y mil gracias por "pasar la bola"!!
    Bstos

    ResponderEliminar

¡¡Los comentarios deben ser moderados, por un buen uso y disfrute del trabajo!!